Al monte con Akela

El pasado domingo nuestros Kos subieron el Pagasarri, tal y como les mando Akela. Les costó subir ya que en algunos puntos del camino el suelo era muy resbaladizo y estaba lleno de barro. Además había algunas cuestas peleonas… Incluso encontraron la entrada de una cueva. ¿Qué misterios esconderá esa cueva? Además, aprendieron a diferenciar las distintas hojas que pueden encontrar en nuestros montes.

 Ya en la cima, hicieron varias pruebas y juegos para que demostrar que eran capaces de pertenecer a la manada. Se podría decir que el gran jefe lobo les estaba poniendo a prueba porque cualquiera no puede formar parte de su manada. Pero la gran pregunta es: ¿Le valdrá esto al gran jefe lobo Akela para que estos KOS puedan formar parte de la manda?

Por último, Akela les mando sacarse una foto para demostrarnos que habían llegado a la cima. ¡Menudos montañeros tenemos!

Partekatu!