Cena de monitores y ex-monitores

También podría interesarle...

Sin respuestas

  1. Fran dice:

    Kaixo:
    este día nos lo pasamos realmente genial y eso hay que agradecérselo a esas dos magníficas ex-monitoras como son MARTA y LETICIA. La próxima vez ¿quién lo preparará?.
    Este tipo de cosas es de repetir.
    Un beso a todos/as.

  2. beltza dice:

    la próxima que la organice asabak

  3. Manu dice:

    ¿Qué es asabak? Quiero decir, asabak como tal no existe. La realidad es que existen varios ex-monitores con una gran cercanía sentimental hacia Eskubeltz, el grupo y proyecto del que un día formaron parte y voluntariamente se desvincularon. Ahora la gran pregunta es: hasta qué punto estais a gusto con esa lejanía, y si os interesa que cambie esa situación.
    La experiencia me dice que vuestra inquietud hacia Eskubeltz, ya no es lo suficientemente grande, ojalá me equivoque y la familia de Eskubeltz siga creciendo.
    Me encantaría que surja esta reflexión, espero reacciones.

  4. Anonymous dice:

    Confieso que me gusta ese equipo mixto de leones y leonas, muy tórrido, donde cada cual va marcando su territorio al grito de Simba.

    Sugerencia: podeis probar el marco simbólico del Rey León.

    Un servidor estará siempre al acecho…

  5. Manu dice:

    El usuario anónimo, es bastante poco anónimo dada su singular forma de expresarse y que todos le conocemos ya sobradamente, así que tranquilamente puedes firmar tus comentarios.
    P.d.:Lo de subir al Gorbea sin brujula y de noche ha sonado tan poco convincente como la historia del origen del nombre del grupo(aunque verdaderamente tu historia era la mas interesante); francamente empiezo a pensar que tus intervenciones se van a contar mas por bilbainadas que por comentarios.

  6. Manu dice:

    Fertxo en estado puro, siempre generando espectáculo.

  7. Ibiza Olímpico dice:

    ASABAK, dícese la historia de unos ilusionistas sin credo por crear algo no muy claro que murió en el intento.

    Nótese que etimologicamente ilusionista viene de iluso, quizás también de confuso y por supuesto de obtuso.

    Con esta perspectiva no hubo alumbramiento en condiciones, la energía positiva de algunos no fue suficiente para vencer ciertas resistencias de algunos otros, en un escenario sin norte y más dudoso que el futuro de la cantera de nuestro Athletic…

    En resumen, quien sabe si las puertas se abrirán para los extranjeros (el eskultismo es un movimiento frontera) y Asabak será algún día lo que pudo haber sido, un lugar de encuentro para ex-monitores y allegados, sin límites.

    Más información en Goitibera Aldizkaria y revista Monitor-Educador.

    Musutxus en los gurrutxus.