Gorka Deuna 2015

Ayer el cielo auguraba tormenta, pero pudimos aprovechar el día al máximo.
Por la mañana la llegada de los Koskorrak y los Kaskondoak empezó a animar el ambiente y los juegos y actividades ocuparon a los más txikis. Los Trebeak y Azkarrak repasaban mientras temas como la Ley Mordaza, el amor romántico, el euskera o la Lomce. Y por la zona del escenario, el talo y el txakoli de media mañana empezaron a abrir el gusanillo de todos los que fuimos. Antes de comer, la otoitza, al aire libre, sentados en el suelo, cantando, como a nosotros nos gusta. Nada tuvieron que ver esas canciones con que se pusiera a llover justo en ese momento.


Con los estómagos que rugían sacamos los bocadillos y volvieron a escucharse nuestras típicas canciones de antes del primer mordisco. Poco nos duró la alegría porque desde megafonía ya se nos iba avisando de que debíamos correr hacia el plan B. Es decir; el frontón. A pesar de los primeros momentos de frustración y agobio, ocurrió lo que siempre consigue sorprenderme. El buen rollo, las ganas de pasarlo bien, de bailar y de celebrar hicieron que a todos se nos olvidaran todas esas frustraciones de hacia unos minutos.


Ayer fue un GRAN día que padres, madres, asabak, monis, chavales y chavalas pudimos disfrutar.


Eskerrik asko guztioi eta ez ezazue ahaztu, jarraitu Bidean Beti Prest!!27

 

Partekatu!