Había una vez…

Había una vez un grupo llamado Eskubeltz Eskaut Taldea que se adentro en el fantástico mundo de la Promesa Oinarinak hace más o menos unos 11 años en Dima. Después tuvo otra Promesa en el mismo lugar y no volvieron hasta este mismo año. El pasado fin de semana.
Mientras los chavales de la rama reflexionaban su monitor ( Manuel Basanta) se pasaba las horas enteras durmiendo a pierna suelta. Jaja
Ahora en serio este pasado fin de semana volvimos a tener la promesa Oinarinak, el caso es que nos hizo bastante malo y los chavales no pudieron estar en la ermita mientras llovía porque estaban rodando una película.
La primera noche, durante la velada, hicimos un recorrido hasta las cuevas de Baltzola la cual estaba iluminada por antorchas y se les dio a los chavales una vela indicándoles que ellos mismos eran la luz en el camino de los demás.
Al día siguiente estuvieron haciendo el Raid y se hizo la puesta en común a la tarde noche. Mientras los/as monitores/as estuvimos yendo y viendo.
Llegó el día de la promesa y salió un día para enmarcar. No hubo la gente que esperábamos pero fue un día agradable que lo compartimos con la gente que vino.
Ahora estamos ya con ganas de que llegue la siguiente promesa que será dentro de dos años, si no ocurre algo que lo impida. Crucemos los dedos.
PD: No sé por qué razón me sale tan bajo para poder meter un comentario.
Partekatu!