Unas convivencias conjuntas y una primera comunión sorpresa

Unas convivencias conjuntas y una primera comunión sorpresa

2023-12-10 Azkarrak Destacado Kaskondoak Koskorrak Noticias Oinarinak Ramas Trebeak 0

Una vez más, todas las ramas de Eskubeltz, koskorrak, kaskondoak, oinarinak, azkarrak y trebeak, se han juntado para vivir una experiencia en común: ¡las convivencias conjuntas de diciembre en Orduña! Las ramas más pequeñas, koskorrak y kaskondoak, han empezado sus aventuras este fin de semana, aprovechando el espacio que la casa les brinda.

Por un lado, la Rama de Koskorrak empezó su aventura de El Libro de la Selva antes de que empezaran las convivencias cuando recibieron en sus casas unas cartas de Baloo. En estas cartas, Baloo, les invitaba a entrar a la selva con el, y eso es lo que han hecho estas convivencias. Tambien conocieron a Baguera, que les advirtió que los cachorritos de humano no podían vagar solos por la selva, y a Raksha, la cual había tenido una camada de lobos y esta les explicó que para entrar en la selva tendrían que unirse a la manada. Después de su encuentro con Raksha, aprendieron a ser unos buenos lobatos de la mano de Baloo y Akela y, esa misma noche, realizaron su primera reunión de bienvenida a la manada, donde tuvieron que comprometerse.

Por el contrario, la Rama de Kaskondoak dio comienzo a su aventura Alicia en el País de las Maravillas, encontrándose con el famoso conejo y este les ha ayudado a adentrarse en el alucinante e impredecible país de las maravillas. Una vez dentro, conocieron a Petunia, una peculiar flor a la que han tenido que deleitar con unos espectáculos de baile para conseguir un objeto valioso que les va a servir en un futuro para poder salir de este país maravilloso.

Koskorrak en la velada del viernes.

Las ramas más mayores, han aprovechado estas convivencias para hacer un poco de interioridad. La Rama de Oinarinak, en su primera velada en la casa, realizó un karaoke, en el cual la chavalería disfrutó mucho y se lo pasó en grande. En la velada del sábado tuvieron un momento de reflexión donde pudieron compartir como se veían de cara el curso. Para concluir, el domingo, se dividieron en las patrullas y dieron comienzo a la operación. La Rama de Azkarrak, utilizó la velada del viernes para compartir sus cartas de azkarrak, después, realizaron sus compromisos y los guardaron en unas botellas, estos compromisos los leerán en un futuro y descubrirán si los han cumplido o no.

Las oinarinak en su salida al monte del sábado.

Para finalizar, la Rama de Trebeak, tuvo unas convivencias un poco self made, dado que, ellos mismos programaron y preparar con las dos veladas del fin de semana. En la primera, debatieron sobre los campos de trabajo, descubrieron que son, porque quieren hacer alguno, que tipo de campo de trabajo quieren hacer y desde que prisma quieren hacerlo. La segunda velada fue un juego seguido de una pequeña reflexión. Durante la misa del sábado, Ane Durana, chavala de trebeak, realizó su primera comunión. Estuvo arropada por el cariño tanto de su rama como por el de su aita y ama, los cuales asistieron a esta ceremonia.

Ane Durana, recibiendo su primera comunión.

Este año, no ha sido el fin de semana más frío que ha vivido la chavalería, por lo que muchas ramas aprovecharon para hacer salidas el sábado por la mañana, koskorrak, oinarinak y azkarrak fueron al monte, mientras que kaskondoak se quedó por Orduña y trebeak se quedó en la casa trabajando los hechos de vida, esta actividad consiste en relacionar hechos o momentos que les hayan ocurrido y les hayan marcado y, con ellos, plantearse como Jesús actuaria o hubiera actuado al respecto.

Las kaskondoak en su paseo cultural del sábado por la mañana delante del museo de Orduña.

La tarde del sábado, estuvo dedicada al Euskararen Eguna. La actividad estuvo acompañada de San Francisco Javier, personaje histórico por el cual el 3 de diciembre se celebra el Día del Euskera. Con esa temática hubo varios talleres sobre el tema, como por ejemplo: Euskal Dantzak, pintacaras, Herri Kirolak, euskal karaoke y cartas a Olentzero. Tanto la chavalería como el monitorado disfrutó mucho de la actividad.

¡Pincha aquí o en cualquier imagen para ver todas las fotos!

 

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar