El fin de curso se acerca para las ramas

Junio es siempre un mes de ilusión. Es cuando acaba el curso, empiezan las vacaciones e, incluso, cuando el campamento se siente más cerca que nunca. Y junto a todo esto, las ramas también van concluyendo su curso, esta vez el curso 2021-2022. A Eskubeltz tan solo le queda celebrar su cumpleaños el próximo domingo y, por eso, las ramas ya han ido poniendo fin a su trabajo.

La rama más pequeña, las koskorrak, consiguieron recuperar su tótem. Hace unos meses, este objeto, que les permitiría poder entrar protegidas a la Selva y visitar allí a Raksha y Akela, desapareció. Los monos del culo rojo invadieron sus locales y les dejaron un mensaje: no volverían a recuperar su tótem. Preocupada, la chavalería más pequeña del grupo trabajó para afianzarse las Máximas del Lobezno y poder hacer ver a los monos del culo rojo que robar no está bien. Después de recuperarlo, la rama lo celebró como nunca.

Las koskorrak celebran haber recuperado el tótem junto al Rey Mono Louis.

Las kaskondoak han pasado este último fin de semana todas juntas en Algorta. Comenzaron el sábado en Ereaga con diferentes actividades en la playa, así como también se echaron al agua con las piraguas. Todo un momento de risas, pero también de fatiga… Después de esto, la rama se dirigió a la parroquia de San Martín, donde se topó con los Caminantes Blancos, cinco caminantes dispuestos a hacer el mal y a acabar con ellos. Sin embargo, las kaskondoak pudieron superar todas sus pruebas y salieron adelante. Después, pasaron la tarde todas juntas y se prepararon la cena antes de ir a dormir. A la mañana siguiente se despidieron antes de volver a verse el próximo domingo.

La rama Oinarinak está terminando su operación, que culminará con un volante por el Camino de Santiago. La preparación del volante necesitará de su dedicación para poder salir adelante. Además de esto, han tenido un trimestre muy movido, con convivencias y salidas con grupos de Herri Aldea o de todo Bizkaia, como el Gorka Deuna o las convivencias de zona.

La rama Kaskondoak se prepara para montarse en las piraguas.

Por su parte, la rama Azkarrak terminó hace unas semanas su empresa. Durante los últimos meses han ordenado los locales de Eskubeltz en Trinitarios, en los que se guardan todo el material y los disfraces del grupo. Además de eso, las azkarrak llevaron a cabo una recogida de juegos y disfraces que las familias del grupo ya no utilizaran para, así, poder darles una segunda vida en el grupo. Asimismo, este último fin de semana han tenido una salida de zona con los grupos de Herri Aldea con los que han estado trabajando este curso.

Por último la rama mayor, Trebeak, tiene ya puesto el foco en el campamento. Hace poco tuvieron una salida entre Llodio y Bilbao, un día largo que, sin duda, les comenzó a preparar para su volante en los Picos de Europa. Están terminando de ultimar los detalles de sus días en el campo de trabajo durante el campamento, antes de irse de volante y terminar en la campa base. Es una rama que cada vez está más cerca de su fin de proceso y que pondrá punto y final a este curso junto con el resto de ramas el próximo domingo en la celebración del cumple de Eskubeltz.

Partekatu!