Eskubeltz celebra su asamblea ordinaria en un domingo con la agenda apretada

La primera asamblea ordinaria de Eskubeltz de este curso tuvo lugar el pasado domingo 7 de noviembre en los locales de San Nikolas. A la misma acudieron tanto monitoras del grupo como miembros de los comités de Gurasoak y de Asabak. Esta asamblea se celebra de forma anual y sirve para que todas las personas que forman parte del grupo estén al día de la situación del mismo. Sin embargo, el domingo fue un día atareado para Eskubeltz.

El orden del día de la asamblea incluía diversos puntos. Primeramente, se analizó la situación actual del grupo en cuanto al número de chavalería apuntada y su participación en las actividades. Asimismo, se analizó detenidamente la situación económica del grupo después de un curso tan difícil como lo fue el pasado, a consecuencia de la Covid-19. Los comités de Asabak y de Gurasoak también tuvieron su momento de participación, en el que compartieron sus situaciones y los objetivos a tratar de cara a este año.

Los asistentes a la asamblea ordinaria en los locales de San Nikolas.

No obstante, el domingo dio para mucho. Las ramas Oinarinak y Azkarrak tuvieron salidas mientras que todas las demás continuaron el curso con actividades de interior. Los mayores fueron al Pagasarri en un día algo lluvioso. Sin embargo, las nubes dieron tregua y tanto ellos como los oinarinak, que dieron un paseo recorriendo La Galea, pudieron disfrutar de sus salidas. Después, los azkarrak pasaron por el Arraiz de vuelta hacia el metro.

Al final del día, los nuevos monitores del grupo también tuvieron su momento. Asistieron a una de las formaciones internas de Eskubeltz que impartieron las dos monitoras encargadas de Heziketa, Oiane y Nora. Así, a pesar de que ya formen parte del Equipo de Monitorado de Eskubeltz, van completando sus necesidades formativas para poder desempeñar su labor educativa de la mejor forma posible.

Los azkarrak en su salida al Pagasarri.

Partekatu!