Eskubeltz termina el curso por todo lo alto

El curso 2021-2022 ha llegado a su fin para Eskubeltz. El pasado domingo, 12 de junio, el grupo celebró su cumpleaños, nada más y nada menos que su 31 cumpleaños, coincidiendo con el último día que el grupo se juntaría en su totalidad antes del tan esperado campamento de verano. Mientras el Equipo de Monitorado de Eskubeltz prepara la acampada, la chavalería puso punto y final a este ciclo con una gran sonrisa.

El día comenzó con un paseo por La Galea, el acantilado que recorre gran parte de la costa Getxotarra y que finaliza en Azkorri. Hasta allí llegó la chavalería, tanto Koskorrak, como Kaskondoak, Oinarinak y Azkarrak, que a pesar de la lluvia, continuaron con la ruta. Fue, precisamente, debido a esta lluvia que el día acabó celebrándose en Algorta, en lugar de celebrarse en el pinar de Gorliz, lugar donde se ha venido celebrando esta efeméride desde hace muchos años.

Chavalería de diferentes ramas durante el paseo.

Tras dar la vuelta, las familias se unieron al grupo para acercarse a la iglesia de San Nikolas y celebrar la eucaristía. Javi, el párroco de la iglesia y consiliario de Eskubeltz, ofició la ceremonia con la que se cerró el curso. Más tarde, llegaron los bocatas. La rama Trebeak se pasó la mañana preparando la comida para toda la chavalería y las familias, que comieron en mesas montadas en el pórtico de la iglesia refugiadas de la lluvia.

Antes de acabar, se presentó el plato fuerte de la jornada. Akela, Raksha, el Capitán Garfio, Robin Hood, Baden Powell e, incluso, Harry Potter, se pasearon desfilando por el pórtico de la iglesia ante las familias. Frente a la sorpresa de muchas de ellas, el motivo de su aparición fue que son personajes que han estado muy ligados históricamente con las aventuras del grupo. Sobre todo de Koskorrak y Kaskondoak, las ramas más pequeñas. Algunos, como Harry Potter, hacía más de diez años que no se pasaban a saludar.

Y fue con este saludo y un momento de ‘relax’ después con lo que el curso de Eskubeltz terminó. Ahora, con la mirada puesta en el campamento, las monitoras del grupo continuarán trabajando, al igual que las ramas mayores, que preparan sus campos de trabajo, volantes y demás tareas pendientes. Lo harán para completar la preparación de lo que será el primer campamento del grupo tras la pandemia a la vieja usanza.

Los personajes de diferentes aventuras antes del desfile.

Partekatu!