Eskubeltz vuelve a reunirse de forma presencial

Después de muchos meses de trabajo dividido por pantallas, el EME (Equipo de Monitorado de Eskubeltz) volvió a reunirse de forma presencial el pasado domingo. Debido a la Covid-19, el grupo decidió reunirse de forma telemática desde que comenzó el curso. Así, la coordinadora del grupo, Inés, mandaba cada dos domingos a los demás monitores y monitoras un enlace a través del que se podrían unir a la videollamada. Ahí, durante dos horas, se ponían al día de la actividad del grupo y, entre otros, revisaban la situación de la pandemia y las nuevas restricciones que se iban añadiendo a sus actividades. Es así como también han estado funcionando los comités de Asabak y de Gurasoak, o comisiones como la que organiza el 30º aniversario de Eskubeltz.

Ayer, sin embargo, el equipo volvía a verse las caras de cerca, aunque no tanto como para vulnerar las distancias de seguridad. Durante dos horas, y con la sala bien ventilada, el grupo continuó con sus quehaceres. Además, se volvió a añadir al orden de día el que de ahora en adelante será uno de los temas principales a tratar: el campamento. Aunque aún no se puede confirmar nada, Eskubeltz quiere recordar que, como ya comunicó, está trabajando en buscar la mejor posibilidad para organizar la actividad más destacada del año. Sin embargo, y a poco más de un mes de terminar el curso, las ramas tienen todavía mucho que hacer. Desde las aventuras de las más pequeñas, hasta las operaciones, empresas y proyectos de las mayores.

El EME en la reunión de ayer, 16 de mayo.

Partekatu!