El sábado pasado los Kas nos fuimos al Jata y, aunque salimos muy pronto por la mañana, nos lo pasamos genial. Fuimos en metro y en autobús, y una vez llegamos allí nos rodeamos de naturaleza para empezar la ruta hasta la ermita. Antes de empezar llegó la Teniente A, que venía del proyecto Mundalia, y nos explicó que teníamos que entrenarnos para poder visitar los diferentes poblados de Mundalia.

Unos más rápidos y unos mas lentos, llegamos a la ermita hacia el mediodía. Allí, entre todos decidimos si queríamos jugar y pasar un rato en los alrededores de la ermita o subir a la cima del Jata, y decidimos la primera. Entonces, la Teniente A decidió que era la hora de entrenarnos físicamente e hicimos un circuito para aclimatarnos al entorno de los poblados de Mundalia.

Después hicimos unos juegos y llego la hora de comer. Entre risas nos comimos los bocatas y compartimos nuestros postres. ¡Nos pusimos las botas! Tuvimos un rato de tiempo libre y empezamos a bajar para llegar a tiempo a coger el autobús. Llegamos a Algorta y nos fuimos a casa después de un gran día.

Pincha en la imagen para ver más fotos del día.

Partekatu!