Vivir un campamento es una experiencia única dónde aprender de los demas, disfrutar de la naturaleza y crecer, en muchos sentidos. Desde el voluntariado hacemos lo que somos para que el eskultismo en Euskadi continue con fuerza muchos años más.

Beti prest!

Partekatu!