La recogida y desmontaje de campamento han sido dos momentos algo complicados este año. Las fuertes lluvias de los días anteriores y del último día hicieron que gran parte del material, como los toldos de tiendas o barracones, se guardarán mojados o que el camión que los transportó no pudiera bajar hasta la campa por complicaciones en el terreno.

Sin embargo, fueron muchos los padres y madres de Eskubeltz y Egunsentia los que de forma voluntaria se unieron a esta tarea de desmontaje. Mucha agua y barro encima, pero que se quedaron en nada viendo que el grupo cuenta con unos gurasoak comprometidos. Es más, muchos incluso se quedaron hasta las diez de la noche terminando de limpiar los toldos y perdiéndose el txupin de las fiestas de Algorta, que comenzaban ese mismo día.

Por eso, vaya por delante el agradecimiento a todos los que participaron en el montaje y, sobre todo, en el desmontaje cuando el tiempo no era del todo favorable.

Partekatu!