Eskubeltz cumple 30 años en un curso lleno de incertidumbres

El Equipo de Monitorado de Eskubeltz (EME) ha dado el pistoletazo de salida al curso 2020/2021. El pasado fin de semana se celebró la planificación de un curso incierto y que probablemente haya que revisar de vez en cuando. El coronavirus sigue presente en la sociedad y en cualquier actividad, y el tiempo libre y el escultismo no son ajenos de ello. De hecho, este momento, que siempre se celebra fuera del pueblo en un albergue o casa de convivencias, este año ha tenido que desarrollarse de día en los locales de San Martín en Algorta.

El EME para el curso 2020/2021, con las ausencias en la foto de Iranzu y Javier Garai.

Eso sí, la pandemia no ha vaciado los niveles de ilusión y ganas de trabajar. Por delante hay un curso marcado por las medidas de seguridad, pero bonito en cuanto a la tarea educativa. La chavalería vivirá su segundo año en la rama y los trebeak llegarán al final de su proceso en verano. Oinarinak, por su parte, realizará su promesa con las leyes eskaut y Koskorrak con las huellas del lobato.

En cuanto a los retos y líneas de trabajo, se ha creado una comisión covid para continuar aplicando todos las medidas sanitarias y protocolos que pidan desde las administraciones públicas, que contará además con una partida específica del presupuesto anual para hacer frente a los imprevistos ocasionados. Incluso el grupo va más allá y varios padres y madres trabajarán en una propuesta segura y responsable de campamento para el verano. Tras la experiencia positiva de otros grupos eskaut vascos, buscarán la fórmula para poder desarrollarlo con los medios y recursos del grupo, siempre teniendo en cuenta la evolución de la pandemia.

Respecto al equipo, Guillermo, Olaia y Nora han decidido dar un paso a delante y, tras terminar su proceso como nuevos monitores, este año se comprometerán para formar parte como educadores. Javi, por su parte, alargará este proceso un año más antes de tomar esta decisión. Por último, Zuriñe se incorpora al grupo e inicia su proceso de nueva monitora.

30º aniversario

Este curso Eskubeltz cumple 30 años. Con un programa condicionado por la situación sanitaria, el grupo intentará desarrollar diversas actividades para celebrar esta fecha. En las próximas semanas, la comisión creada para el aniversario, con participación de familias y exmonitorado, detallará todas las actividades a realizar. Sin embargo, ya han adelantado que será un aniversario muy “futurista” y que “mirará hacia delante”. Es más, el eslogan será Etorkizuna lantzen, tal y como se lee en este diseño que han creado para celebrar el cumpleaños.

Partekatu!